Editorial La Hoguera

lacasadelmaestro

profes

Revista Educativa

CONVOCATORIA
1.er Concurso Nacional de 
Literatura 
para niños y jóvenes
"ABRAPALABRA" y "PURALETRA"

banda moebius

Conozca las bases del concurso

--------------------------------------
¿Quiere publicar su obra?
Consulte el reglamento de publicaciones AQUÍ

  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
  • Nuestros Autores
registro

Visitas:

Noticias

E-mail Imprimir PDF
CUESTIÓN FEMENINA EN “LOS VAGIDOS DEL GATO”
Por: Haydee Nilda Vargas
“Ser o no ser es la cuestión”, lo había afirmado Shakespeare sobre el vivir o morir, a través de la personificación de la duda en Hamlet . ¿Qué es mejor? ¿Quién quiere voluntariamente cargar tantos pesares en la vida? Son preguntas subyacentes de las mujeres en Los vagidos del gato, libro de cuentos de Rosse Marie Caballero.
¿Qué es la vida para la mujer? Casarse o seguir el dicho popular “más vale vivir sola que mal acompañada”? Unas buscan desesperadamente a su pareja, “como gatas en celo”, conscientes de que la verdadera realización de la mujer está en la institución del matrimonio o “porque la pensión de un funcionario jubilado es oro en polvo”.
Y después ¿qué?, si bien alguna consiguió seguridad económica y ascenso de estatus, llega al punto en que se pregunta sobre el sentido de su vida, ese transcurrir de sus minutos, sus días y años sin sentido, que por convencionalismos sociales debe mantener: “Envidiable la estabilidad que tiene”, dice alguien en el primer cuento del libro con relación a Gittan, cuyo marido es un señor mayor, calvo y rechoncho.
Ante esta conformista y destructiva actitud espiritual se debate un ser para el mundo muy distinto de su verdadero ser femenino, quien ejerce su derecho de libre elección sólo por estar, representar, aparentar, disfrazando su propio ser hasta convertirse en un personaje tragicómico.
“¿Qué será el amor, no? Se pregunta Gittan. Se responde. No se convence de su respuesta. Y la pregunta queda flotando en un ambiente insustancial, quizás porque siente miedo, miedo de las decisiones irreversibles que conducen a la soledad, la soledad que se convierte en compañera inseparable de la mujer casada y soltera.
En “Los vagidos del gato” Rosse Marie Caballero pasea su mirada sobre el escenario de la realidad existencial femenina con sus inquietudes cotidianas o su presencia concreta vista desde los más dispares ángulos, sin parcialidades de género.
El primer cuento, sin duda, es la fotografía panorámica de la vida familiar, mujer-hombre, dualidad inseparable en la vida de ambos, condicionada por el amor-desamor , sexo, placer, complacencia, desprecio y soledad, con la suficiente consistencia temática como para certificar con creces la firma de la autora.
Los siguientes trece cuentos discurren en orden descendente de extensión con brochazos de retoque en sus ochenta y cuatro páginas, haciendo despliegue de su habilidad metaliteraria en la creación del cuento a partir del cuento o la generación de personajes, en una alusión continua a la teoría del género. Por su parte, “Yo soy María Iribarne”, con el pre-texto de la novela de Ernesto Sábato pareciera explicar la razón oculta dejada en suspenso en “El túnel”: el punto de vista de María Iribarne.
Rosse Marie Caballero explora variadas temáticas: “Venganza en fa mayor” relata un asunto policiaco de una mente delincuencial con la consecuente víctima femenina, “Las tres Marías” repasa el tema de la elección de pareja y el final feliz de los cuentos de hadas. “El conde de Montenegro”, por el uso continuo de verbos con la misma conjugación y sintaxis indirecta podría convertirse en romance: “De la mano tomados se fueron/por el parque caminaron/ y de sus cosas conversaron”.
Los vagidos del gato ¿es un llanto? No se trata del recién nacido, no pretende denunciar ni reivindicar a la mujer, pinta con colores reales la vida de pareja, reclama la verdad, el juego limpio. Esboza “Encuentros y desencuentros/ Es la vida. Lo sabes, lo sabemos” así lo dice en “Azul para un espejo”.
Este artículo fue publicado el 20 de marzo en la revista Hispano y Punto de Madrid. www.salamaga.com
 
E-mail Imprimir PDF
LOS VAGIDOS DEL GATO
Por: Jorge Ayala Zelada
Los vagidos del gato,de la autora boliviana Rosse Marie Caballero, es un libro que contiene amenos cuentos escritos con intensidad y pasión.  El tema común y transversal que los caracteriza es la azarosa vida de pareja con sus típicas y dolorosas rupturas, reencuentros y nostalgia. Amor, sexo y matrimonio son tópicos frecuentes que permiten el despliegue de los personajes como piezas de ajedrez en que cada una sigue una prefijada ruta: “sesgo alfil, peón, ladino, torre directa”. Sí, ya vienen los  versos de la rica y a la vez rigurosa imaginación borgeana. Peones de paso rápido y breve, pero no necesariamente agresivo.  Las jugadas tácticas cumplen un rol específico.  Algunas jugadas magistrales permiten a los personajes ganar la partida. Otros permanecen contemplando el navegar de barcos hacia el infinito. Pero ¿quiénes van felices en  un crucero? Las parejas de enamorados y los casados aunque sufran frecuentes crisis, malentendidos e injustificadas rupturas.  En el cuento Yo soy María Iribarne más allá del pretexto temático de la novela El Túnel de Ernesto Sábato, vuelve el tópico del amor, la separación, el recuerdo de un amor intenso que dejó su impronta en el espíritu  de los amantes.  No hoja quebradiza, sino otoño quebradizo, que es igual a hoja quebradiza. Conquista, requiebros rupturas y nostalgia amorosa. Qué oportuno el consejo de Alejandra: Déjate extrañar un poco para que te amen más.
Alguien dijo que el amor es una entrevista quizá involuntaria de miradas y Rosse Marie Caballero lo confirma aunque en un tono  amplificado: ¿Sabes lo fundamental que resulta la contemplación para la pareja? En una mirada se entrega el alma y todo se torna mágico.
Venganza en Fa Mayor es un  relato cuasi policial en que  a los recurrentes temas del amor y el sexo se agrega el de la muerte.  Se trata de la recreación de un hecho real con el agregado de algún indicio, dato o evidencia que sólo la intuición  y deducción conjetural de un nuevo Holmes o Auguste Dupin podrán interpretar para esclarecer un crimen pasional. 
Como muchos autores clásicos, entre ellos Camoens al iniciar Los Lusíadas, la autora invoca antes de acometer su escritura el concurso de las musas en el relato El Conde de Montenegro; pero este llamado es realizado con ironía, tono que está presente en gran parte de los relatos. Se destacan  justos y sugerentes adjetivos: El reloj indiferente en su pared con parsimonia apenas sus lentas horas marcaba.  En este cuento cada oración concluye con un verbo que esperó pacientemente su turno para ingresar en escena y completar la idea.
En La Gran Partida se describe mediante precisas jugadas ejecutadas en un cuadriculado cuadrilátero la liberación de rehenes tomados por Sendero Luminoso en la Embajada del Japón en Lima.
En el cuento Las Tres Marías lo espiritual se expresa en lo físico, las cualidades y atributos morales tienen una exteriorización en el cuerpo: al quitarse la chaqueta resaltaban sus fornidos brazos y sus manos grandes y abiertas, francas y seguras.
Las Tres Marías es el primer cuento optimista del libro y con un feliz final. El tema es  nuevamente la experiencia amorosa, la vida en pareja: A la mañana siguiente nos ofreció el desayuno y más tarde salir a almorzar.  Parecíamos una familia. Los finales felices parecen desterrados de la narrativa existencialista turbada por la incertidumbre; pero este relato rompe ese paradigma. Por ello  ¡Es maravilloso! como concluye. Sin miedo ni ruptura, sino con la plenitud de la dicha de un amor perdurable y correspondido.
El relato Ángel del Pueblo está escrito en primera persona y por un personaje de sexo masculino. Aquí la madre, el padre, el abuelo ¿son personas o fichas de ajedrez. Ellos rigen nuestro destino: Ah, olvidaba a mi otra dueña, madre, ella dueña del bien y del mal, me eligió esposa, eligió mi destino y la manera de inutilizarme
En sus tres primeros fragmentos La máscara es un cuento narrado en primera persona por un personaje masculino. Luego surge otro  femenino que se dirige a su ex amante; pero ella al parecer nunca lo quiso: mi cuerpo, mi esencia de mujer, jamás fue tuyo. A mi entender existe una contradicción porque la dama afirma: sólo mi espíritu te pertenecerá. Ergo, también le corresponde su cuerpo, porque el amor de pareja es espiritual y carnal.  El gran dilema entre ser y estar se presenta de improviso: Soy distante. El cuento concluye  siendo narrado en  tercera persona: Pamela, la bella, la amada, la mujer de seda, se pasea sola. Me anticipé a Luís H. Antezana quien afirmó que la palabra esencia es una de las más horribles del idioma y debía ser desterrada o sustituida para dar mayor calidad a los trabajos literarios.
Un cuento comienza con la descripción del paisaje y crea una atmosfera o ámbito propicio para el despliegue de las acciones: Una brisa otoñal se respira desde el ventanal. Al fondo, las montañas se levantan invencibles.  Los verduzcos árboles empiezan a cambiar el matiz de su follaje y ella ahí, siempre ahí. El amor y la no deseada separación,  la odiosa ruptura.  La plenitud de la unión en pareja es rara, es un don reservado a unos cuantos elegidos. 
Una pareja recorrió varias veces un camino que por tanto se convierte  para ella en algo familiar y propio: El cielo se recubría de grises, y tú, sentado junto a la orilla de nuestro camino, leías.  Quien se da cuenta que alcanzó el cenit de la felicidad, no renuncia a ella.  Quien está en el cenit de la dicha sin darse cuenta, lo comprenderá después; pero ya no puede recuperarla y sólo le queda una dulce nostalgia que, en tanto sea controlada, le  aliviará y alegrará  el transcurrir de sus días.
La narración titulada El Lobo Estepario más que a la consagrada novela de Herman Hesse nos trae a la memoria un verso de Gonzalo Vásquez Méndez: Nada duele tanto como la inmensidad de saberse solo. La soledad de las grandes urbes, la soledad en las grandes urbes, la soledad de los soñadores en las grandes urbes, quizá menor que la de los no soñadores. Pero si es suficiente ingresar en un café, encender un cigarrette y leer escondido en un viejo gabán algo, como quien no hace nada, para encontrar calor. Pero hace falta conversar. Por eso Octavio Paz dijo: Conversar es humano.
La vida gris de un funcionario público es, ya se sabe, descolorida, nada creativa, salvo los apasionados romances que se presentan a veces una vez concluida la jornada laboral.  La rutina opaca y envejece.  La absorción de un trabajo monótono, exigente, controlado, pero al menos remunerado, sólo podrá ser iluminada  por un lector clandestino.  Franz Kafka fue un oscuro funcionario que soñaba y escribía en secreto. Esa fue su callada rebeldía y protesta contra un sistema opresor. También fue la mía cuando trabajaba en una profunda, alargada y fría oficina pública dedicada al control fiscal.
Los vagidos del gato es un ameno libro de cuentos escrito con los ritos de una prosa  correcta; con la habilidad de los peritos en la materia; sin embargo confieso que aún no comprendo el título, pues vagido significa grito o llanto del recién nacido  y en los relatos que motivan este   comentario estamos frente a la influencia de gatos y gatas que se encuentran en edad de aparearse y a esta circunstancia se debe gran parte de las desventuras de los personajes representados e identificados con esos  felinos  de vida nocturna y ojos nictálopes que maúllan sobre los tejados y hacen alarde de sus dúctiles siluetas que despliegan una flexibilidad pocas veces igualada por otras criaturas de la escala zoológica. Existen muchos gatos famosos: El gato Funes, el Gato Félix, etc. Pero gatas no conozco mucho. Quizá la Hello Kitty de las historietas, pero es una caricatura.  En este libro nos encontramos ante una dúctil escritura a través de la cual circulan las caras y caretas de seres desconcertados por su propio juego y movimientos.
 
E-mail Imprimir PDF

Lectores_stand

El Grupo Editorial La Hoguera volvió a ser protagonista de primera línea en la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz, con un abanico de presentaciones y actividades culturales que oscilaron entre la experiencia de autores consagrados y las propuestas de nuevos escritores.
Entre los primeros, cabe destacar la entrega de la Biblioteca Clásica Cruceña, a través de la cual se han desempolvado obras de grandes autores como Hernando Sanabria Fernández, Enrique Kempff Mercado y Oscar Barbery Suárez, para que las nuevas generaciones puedan leer e incorporar a sus conocimientos el legado de nuestros máximos literatos. La entrega de la Biblioteca Clásica Cruceña, 23 obras que se ofertaron como un paquete, fué el homenaje que La Hoguera rindió al Bicentenario de Santa Cruz.
Azulejo_campaaDe la mano de esta joya, se contó también los títulos y producciones de autores más contemporáneos con la misión de oxigenar, enriquecer y abrir nuevas perspectivas para la literatura boliviana. Los libros netamente infantiles que presentó la casa editorial fueron: Cuentos para niños y gatos y Dicen que en mi país de Gigia Talarico; obras bellamente ilustradas. A estas se sumaron los cuentos: Hormigas, letras, espinas y brujas, y Silbidos, lluvia y piratas, de la pedagoga Julia Sueldo. Asimismo se presentaron dos obras para jóvenes: Laura se ve hermosa así del cochabambino Iván Gutiérrez y un libro de cómic a cargo de Billy Castillo (Morir de risa), quien además ofreció un taller de dibujo en el encuentro ferial.
Autores_La_HogueraLa narrativa para adultos también tuvo varias apuestas en el stand de esta casa editorial con las obras Sabayoneses, de Darwin Pinto; Santiago Blanco, serie completa de Gonzalo Lema (tres libros en uno); la reedición de Nel umbral, del autor Paz Padilla, Relatos fluidos, de Jorge Arturo Lora y el poemario Urgente como tu boca, de Eugenio Verde-Ramo.
Otra de las publicaciones que presentó esta casa editorial fué Lo que Varguitas no dijo, la reedición de la obra que enfureció a Vargas Llosa. Una autobiografía escrita por Julia Urquidi ex esposa del escritor peruano.
Asimismo y dentro de sus actividades culturales, La Hoguera ofreció una charla de filosofía y poesía a cargo de Nicomedes Suárez, un prestigioso escritor que luego de muchos años retorna a Bolivia. La charla que llevó como título La estética del olvido, fue un adelanto de la obra que publicará el autor post feria.
Como corolario de todas estas presentaciones, La Hoguera lanzó además su Memoria Institucional en la que se resumen 20 años de vida editorial, un trabajo cronológico documentado con fotografías y testimonios de sus principales actores.
Así ardió el fuego de este sello en la XI Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra, que una vez más se convirtió en un obligado punto de encuentro entre autores y lectores, donde reinó el intercambio de experiencias y emociones que trascienden el papel.

azulejo_campaa2

 
E-mail Imprimir PDF

Homero_firmando

Últimamente en la literatura contemporánea, y sobre todo en la latinoamericana, está de moda que el protagonista sea el mismo autor y que éste se divierta con el fantástico juego de la novela y mezcle la realidad con la ficción teniendo el papel principal de la historia. Este es el caso de “El árbol de los recuerdos” del escritor beniano Homero Carvalho. El autor en anteriores obras ya había actuado como personaje pero tímidamente, esta vez toma el rol de protagonista y nos hace dar un paseo por sus recuerdos, que por lo general están entre Santa Cruz de la Sierra y La Paz.
Como no podría ser de otra manera sus recuerdos se enmarcan en el mundo de las artes y la política nacional, es así que en esta novela biografiada se puede leer muchos nombres de personajes de la literatura y la plástica nacional,  así como también de nuestros políticos. De algunos habla muy bien y de otros muy mal, pero, todos de alguna u otra forma están aludidos.
Esta reveladora novela de Homero Carvalho, Premio Nacional de Novela 2008, es una impecable narración literaria, es una novela sobre la vida y el oficio de la escritura, una obra existencial, pero sobre todo, es una novela desconcertante, valiente y  desgarradoramente honesta. 
Es otro lanzamiento del Grupo Editorial La Hoguera, casa editorial que ya viene trabajando con el autor en más de seis obras literarias.
Leer comentario de Pablo Deheza y discurso de Homero Carvalho realizados durante la presentación.
 
E-mail Imprimir PDF

jaimeescalanteHomenaje al maestro Jaime Escalante
Abril - 2010
“EL DÍA QUE ALGUIEN ABANDONA LA ESCUELA SE ESTÁ CONDENANDO A UN FUTURO DE POBREZA”
Prof. Jaime Escalante

Leer más...
 
Página 5 de 7

Novedades

3D tapa CACHIVACHI Y SUS AMIGOS web

 
Cachivachi y sus amigos
Bs 60
 
3D EL SECRETO PAIS DE LAS AGUASchica
 
El secreto país de las aguas
Bs 50
 

 
3D EL FUEGO ETERNOweb 2016
 
El fuego eterno
Bs 100
 

3D DOÑA PIEDADES web 2016

 
Doña Piedades
Bs 70
 

Contactenos!





RSS Syndicator

Noticias
You are here: