Imprimir
CUENTOS DE NIÑOS Y GATOS
Liliana De la Quintana
Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil

Estamos gratamente sorprendidas por la nueva obra de Gigia Talarico, “Cuentos de niños y gatos”  de la editorial La Hoguera que acaba de editar este año la obra, que además tiene una propuesta innovadora en su edición  y las extraordinarias ilustraciones de Romanet Zárate.
Cuentos de niños y gatos contiene cinco cuentos, que destacan la presencia de estos felinos, aunque no todos con la misma intensidad y protagonismo.
“Analía-tigre” es el primer cuento de introspección, donde Analía es una niña que tiene muy mal humor y se desfoga con su propio gato y los ajenos. Este divertido cuento narra la transformación de Analía a un tigre y de esta manera se ve en los “zapatos” del otro. Como es parte de la familia de los felinos, puede comunicarse con ellos y recibe la confesión de su propio gato de cómo se siente con ella y como lo maltrata y así logra comprender su propio carácter y mal humor. Pero esta transformación es parte de un sueño, del que despierta con la promesa de mejorar su carácter y el trato con los gatos.
“Comiendo estrellas” cuenta que cuando Esteban y Olivia miran el cielo se antojan de comer estrellas, pero en su lógica masculina Esteban no concibe este hecho, pero ante la persistencia de su hermana y el deleite del gato, termina convencido comiendo también un puñado de estrellas. Cabe destacar la gran imaginación de estos dos niños, que como muy pocos se dedica aún a mirar el cielo. En esta historia el gato es solo un acompañante sin mayor intervención.
“Los tres deseos”, es el cuento que nos acerca nuevamente al cielo y sigue siendo una niña que al conocer el poder de las estrellas de conceder deseos, piensa en grandes valores si pudiese tener una. Y se cumple el deseo, tiene una estrella luminosa que la lleva en su bolsillo como regalo a su  mamá y encuentra un amigo para no sentirse tan sola en el regreso a su casa. El gato Pardo es su compañía.
“El desierto de las tres lunas” nos traslada a un mundo mágico de noche. El gato de Pepe es el pretexto para adentrase en un mundo de gigantes y lunas, donde lo grande y temible se difumina cuando uno tiene valor. El gato como el posible hacedor de ruidos extraños, empuja a Pepe a encontrarse con criaturas y con el mundo nocturno, donde podremos ver un cocodrilo jugando con  su volantín y también superar los miedos.
“La sicurí”, es el último cuento donde Arturo es el niño que valientemente sale por la noche y tiene la oportunidad de encontrarse con una sicurí, de la cual ha escuchado hablar a su bisabuela y a los más ancianos del lugar, pero ninguno tenía una referencia concreta. En este encuentro Arturo se conmueve con la sicurí que se arrastra lentamente, tiene una mirada cansada y ya no tiene mucho espacio para moverse y se va perdiendo en la noche.
De las cinco historias, “Analia-tigre” es la que más incorpora al gato como un protagonista más, mientras que en los otros son compañías de los niños o finalmente no son parte de las narraciones.
El denominador común de todos los cuentos son los sueños, el mundo onírico, la noche, el cielo y las estrellas y la presencia de seres mágicos y gigantes. Son cinco cuentos que están llenos de fantasía que ayudan a entender el mundo real, que enriquecen a los personajes, que los transforman hacia lo positivo, que permiten  trabajar los temores personales y que finalmente ayudan a reconocer la existencia de opiniones diferentes.
En cuanto a la ilustración, realizada por la consagrada Romanet Zárate, tiene un diseño hermoso de gato, que además sirve de tapa al libro. Contiene excelentes composiciones y diagramación en cada cuento. La tipografía es apropiada y el libro está lleno de texturas, colores y dibujos que complementan y enriquecen el texto.
También es importante reconocer el esfuerzo de la editorial La Hoguera que este año especialmente, tiene una gran diversidad de propuestas en literatura infantil y juvenil.  Nuevamente sugerir que la parte didáctica de los cuentos pueda estar en una separata y no como parte del libro, que se ha hecho para disfrutar.